10 pasos para reformar una casa

La reforma de una casa, es un proceso que requiere la realización de diferentes cambios; por tal motivo, puede resultar complicado.
Por este motivo, vale la pena conocer cuáles son los pasos para hacer una reforma de una casa, así como también las recomendaciones que serán de utilidad para obtener los mejores resultados.

¿Cuáles son los pasos a seguir para reformar una casa?

1. Identifica lo que deseas obtener con la reforma

El primer paso a llevar a cabo, es identificar el objetivo de la reforma; por este motivo, es decir, que resulta primordial determinar qué espacios se desean cambiar.
Es importante mencionar, una excelente manera de elegir entre los diferentes estilos, es visualizar ideas de reformas; bien sean vintage, minimalistas, rústicas, entre otros. Es decir, antes de comenzar la reforma, te recomendemos que te empapes del tema.

2. Determina el presupuesto que se destinará a la reforma

Después de decidir qué vas a reformar, y el estilo que este adoptará, es primordial determinar el presupuesto del que dispones. Esto es debido a que, en caso de que no se establezca un límite, no habría control en lo que respecta a gastos; pudiendo ocasionar deudas importantes, o un desequilibrio económico.

3. Tramitar los procesos legales necesarios para realizar la reforma

En algunas ocasiones, se requiere de una serie de permisos para hacer reformas en el hogar. Es por ello que, después de haber cumplido los anteriores pasos, la acción a seguir es comenzar a tramitar todos los permisos y procedimientos legales relacionados a la reforma. De esta manera, se estaría exento de recibir multas o reclamaciones por parte de la administración del estado.
Es importante mencionar que, los cambios que requieren de permisos pueden variar con cada región de España, pero las reformas que suelen necesitar permisos se encuentran las relacionadas a instalaciones eléctricas, fontanería, calefacción, pintura, entre otros.

4. Evalúa el espacio disponible y trabaja en base al mismo

Un lugar con espacio abundante, siempre resulta ideal. Es por ello que, antes de comenzar con la reforma, es necesario tener en cuenta el espacio que se tiene disponible, para así aprovecharlo al máximo, sin la necesidad de sobrecargar el ambiente. En otras palabras, la reforma de un piso pequeño es muy diferente a la reforma de un piso grande. Y pasa lo mismo con la cantidad de luz natural disponible.

5. Analiza con detenimiento los colores y estilos que deseas para tu CASA

En lo que respecta a este paso, se debe aclarar que la importancia de elegir con precaución la paleta de colores. Los colores que utilicemos para las paredes (o alicatados) tendrán una gran influencia en lo que respecta a los estilos de decoración y el acabado de la reforma.
Por lo tanto, se debe tener presente que los colores deben elegirse en base al estilo que se quiere adoptar, bien sea retro, moderno, náutico, bohemio, entre otros. Y, por supuesto, a tus gustos personales.

6. Cambia el mobiliario del piso si lo crees necesario

Después de haber elegido la paleta de colores, y determinar el estilo que tendrá el hogar, se debe proceder a evaluar si los muebles de los que dispones se adaptan al mismo. En algunos casos, los muebles se pueden lijar y pintar, cambiando radicalmente de aspecto. En otros casos, lo mejor es comprar unos nuevos que se adapten al estilo que quieres conseguir.
No obstante, si lo que se desea es ahorrar algunos euros, es conveniente elegir el estilo de la reforma en base al mobiliario que se posee.

7. Adquiere objetos decorativos acorde al estilo elegido

Los objetos decorativos son el punto final de la reforma. De hecho, este punto debería ser aparte de la reforma, pero podemos orientare sobre estilos, o dónde conseguirlos al mejor precio, ya que son la guinda del pastel.
Claramente, deberán elegirse en base al estilo que se desee lograr. Por lo tanto, la cantidad, forma y tamaño de estos, dependerán de los intereses que se tengan.

8. Menos, es más

A pesar de lo que se pensaría, sobrecargar un espacio con demasiados objetos decorativos y mobiliario, no es ideal. Esto se debe a que, para decorar y remodelar, no es necesario emplear tantos recursos. Por lo tanto, para prevenir este tipo de errores, es recomendable investigar sobre combinaciones para reformas y basarse en ellas. Por supuesto, todo depende del estilo que cada uno quiera dar a su piso.

9. Aprovechar la luz natural

La luz natural es un recurso que puede ser de gran utilidad. Por esta razón, es recomendable que, al momento de hacer la reforma de tu piso, se intente potenciar lo más posible. Si el piso no dispone de mucha luz, se puede considerar el abrir los espacios, tirando paredes (por ejemplo, creando salones cocina). En otras ocasiones, podemos intentar hacer más grandes los huecos de las ventanas.
También hay otras soluciones ingeniosas, como instalar cristaleras en lo que antes eran paredes macizas.

10. Haz que la reforma de tu piso estimule los sentidos

El hogar debe ser un espacio en el que sientas armonía y felicidad. Por ello, hay que llevar a cabo la reforma con una idea final clara. Una idea que estimule los sentidos: espacios, colores, rincones… cada detalle debe resultarte armónico y hogareño. Piensa también en donde irán ubicados posteriormente elementos decorativos, como cuadros, velas aromáticas, colgantes que suenan con el viento, alfombras y cojines agradables al tacto, entre otros.

Si todavía no lo tienes claro o deseas contar con los mejores profesionales para hacer el hogar de tus sueños, puedes consultar nuestros servicios.

Ir arriba
Abrir chat
¿Podemos ayudarte?